Agentes inmobiliarios en Chile

Cómo trabajan y qué esperar de ellos

A diferencia de Europa y América del Norte, los agentes inmobiliarios de Chile no están regulados. Cualquiera puede ser un agente. Por esta razón, los extranjeros deberían saber qué esperar de un agente inmobiliario.

Agentes inmobiliarios en Chile

En general, los agentes inmobiliarios representan al vendedor de la vivienda y solo al vendedor. A pesar de eso, su comisión se paga a medias entre el comprador y el vendedor y normalmente está entre el 1,5% y el 3%. Se puede negociar, sobre todo si el agente no ha hecho mucho o nada para que encuentres la casa.

En Chile es habitual que las viviendas estén en el listado de diversas agencias y a menudo el agente no conocerá al vendedor hasta que no encuentre al comprador.

Los agentes inmobiliarios pueden venir de una empresa grande y de buena reputación o puede ser un lugareño que sabe qué está en venta en la zona. Los agentes suelen conocer muy bien su zona así que deberías buscar uno que trabaje en la zona donde quieras vivir. De esta forma, puedes conseguir un mejor trato y ver la vivienda tan pronto como esté disponible.

Cosas importantes

  1. No dejes nunca que un agente inmobiliario haga un borrador de contrato o lleve a cabo un estudio de título puesto que esto lo debe hacer un abogado. Los agentes inmobiliarios suelen decirte lo que quieres oir y a menudo no están cualificados para realizar estas tareas.
  2. No contrates al abogado que te indique tu agente o el vendedor, lo mejor es siempre contratar a un abogado independiente por tu cuenta. Así, evitas posibles conflictos de intereses en el proceso de compra.

En general, los agentes inmobiliarios representan al vendedor de la vivienda y solo al vendedor. A pesar de eso, su comisión se paga a medias entre el comprador y el vendedor y normalmente está entre el 1,5% y el 3%. Se puede negociar, sobre todo si el agente no ha hecho mucho o nada para que encuentres la casa.

En Chile es habitual que las viviendas estén en el listado de diversas agencias y a menudo el agente no conocerá al vendedor hasta que no encuentre al comprador.

Los agentes inmobiliarios pueden venir de una empresa grande y de buena reputación o puede ser un lugareño que sabe qué está en venta en la zona. Los agentes suelen conocer muy bien su zona así que deberías buscar uno que trabaje en la zona donde quieras vivir. De esta forma, puedes conseguir un mejor trato y ver la vivienda tan pronto como esté disponible.

Cosas importantes

  1. No dejes nunca que un agente inmobiliario haga un borrador de contrato o lleve a cabo un estudio de título puesto que esto lo debe hacer un abogado. Los agentes inmobiliarios suelen decirte lo que quieres oir y a menudo no están cualificados para realizar estas tareas.
  2. No contrates al abogado que te indique tu agente o el vendedor, lo mejor es siempre contratar a un abogado independiente por tu cuenta. Así, evitas posibles conflictos de intereses en el proceso de compra.

¿Este artículo te ha sido de ayuda?

¿Quieres hacernos algún comentario, sugerencia o pregunta sobre este tema? Escríbenos aquí: