Preescolar en Chile

Parvulario e infantil

Chile tiene una larga tradición de educación infantil subvencionada por el estado a la que acuden alrededor del 90% de los niños por debajo de los cinco años antes de empezar la educación obligatoria.

Preescolar en Chile

Los niños pueden empezar el parvulario desde los 85 días de edad hasta los 6 años. El Parvulario incluye tres ciclos distintos, cada uno dividido en dos niveles: La Sala Cuna para bebés hasta dos años, el Nivel Medio entre los 2 y los 4 años y Transición, entre los 4 y los 6 años.

Chile tiene la mejor cobertura de preescolar de América (Norte y Sur), incluso mejor que Estados Unidos y Canadá aunque la calidad no es la misma que en estos países. De hecho, los parvularios son más guarderías que colegios, una forma de que los padres tengan con quien dejar a los niños bajo supervisión gratuitamente.

Los mejores parvularios están diseñados como una introducción al ambiente social de la escuela, se concentran en las capacidades básicas de coordinación, animan a desarrollar la conciencia de uno mismo y ofrecen una introducción a actividades en grupo. Cuando están en Transición, el contenido de las actividades es más complejo y específico, les enseñan los rudimentos de la lectura, la escritura y la aritmética como preparación para la escuela primaria.

Es muy recomendable que los niños asistan al parvulario, sobre todo si van a continuar su educación en una escuela pública. Pasados uno o dos años de parvulario, se habrán integrado en la comunidad local y podrán aprender español como preparación para la escuela primaria. Ciertas investigaciones indican que los niños que acuden al parvulario, cuando empiezan la primaria tienen ventaja frente a los niños que no acudieron.  

Los niños pueden empezar el parvulario desde los 85 días de edad hasta los 6 años. El Parvulario incluye tres ciclos distintos, cada uno dividido en dos niveles: La Sala Cuna para bebés hasta dos años, el Nivel Medio entre los 2 y los 4 años y Transición, entre los 4 y los 6 años.

Chile tiene la mejor cobertura de preescolar de América (Norte y Sur), incluso mejor que Estados Unidos y Canadá aunque la calidad no es la misma que en estos países. De hecho, los parvularios son más guarderías que colegios, una forma de que los padres tengan con quien dejar a los niños bajo supervisión gratuitamente.

Los mejores parvularios están diseñados como una introducción al ambiente social de la escuela, se concentran en las capacidades básicas de coordinación, animan a desarrollar la conciencia de uno mismo y ofrecen una introducción a actividades en grupo. Cuando están en Transición, el contenido de las actividades es más complejo y específico, les enseñan los rudimentos de la lectura, la escritura y la aritmética como preparación para la escuela primaria.

Es muy recomendable que los niños asistan al parvulario, sobre todo si van a continuar su educación en una escuela pública. Pasados uno o dos años de parvulario, se habrán integrado en la comunidad local y podrán aprender español como preparación para la escuela primaria. Ciertas investigaciones indican que los niños que acuden al parvulario, cuando empiezan la primaria tienen ventaja frente a los niños que no acudieron.  

¿Este artículo te ha sido de ayuda?

¿Quieres hacernos algún comentario, sugerencia o pregunta sobre este tema? Escríbenos aquí: